domingo, 4 de julio de 2010

España en semifinales, por fin.

Así es, por primera vez en la historia de un mundial, nuestra selección ha superado los cuartos de final y ya estamos entre los 4 mejores equipos del mundo, aunque hemos tenido que sudar sangre para ello.

El partido de ayer fue muy duro, ya que la selección de Paraguay no dio respiro alguno a los nuestros. La primera parte fue para olvidar, España jugó muy desordenada y fueron los paraguayos los que se adelantaron en el marcador con un gol a los 42 minutos, aunque el árbitro lo anuló por un inexistente fuera de juego.

La segunda parte fue otro cantar, España empezó a tocar y a crear peligro, aunque un claro penalti de Piqué nos volvió a parar el corazón. Pero ahí estaba Iker Casillas para devolvernos la ilusión con una gran parada a disparo de Cardozo desde el punto de penalti, el mejor Casillas volvía a aparecer. Dos minutos después, un nuevo penalti, esta vez a favor de España, nos hacía soñar. Xabi Alonso transformaba la pena máxima, pero el arbitro le hacía repetir el lanzamiento, creo que por la entrada de algún jugador en el área antes de dicho lanzamiento (algo muy rebuscado y dudoso). En su segundo intento, Xabi falló y tras detener el disparo el puerta Paraguayo cometió otro penalti sobre Cesc, aunque este no fue señalado.

Pasaba el tiempo y nos veíamos en la prórroga, hasta que un remate de Pedro a la madera, lo aprovechó Villa para marcar su quinto gol en el mundial y darnos la victoria. Los últimos 10 minutos fueron puro sufrimiento.

Ahora nos toca enfrentarnos en semifinales, a la potente Alemania que se deshizo de Argentina con una goleada histórica (4-0) y si superamos este obstáculo, nos tocará jugar la final contra el ganador del partido entre Uruguay y Holanda.
votar

2 comentarios:

Álvaro Rojas dijo...

Pues sí amigo mío, yo tambien me imaginaba que no veríamos en la prórroga, ¡PERO NOOORRR!

Qué ganas de que sea Miércoles, ¿qué crees que pasarán? ¿Crees que ganaremos? Madre mía, ¡2 partidos! ¡Y seríamos campeónes del Mundo!

Un abrazo.

Álvaro R.

The Mime dijo...

Que manera de hacernos sufrir!

Pues yo creo que vamos a pasar, pero va a ser un partido difícil de la leche.

Ahora o nunca!