martes, 18 de octubre de 2011

Noche de Metal con Symphony X + Pagan's Mind + DGM

Desde Junio de 2010 que no me iba de concierto (que lejos queda la actuación de Aerosmith), pero esta fecha (13/10/11) no la podía dejar pasar, ya que venía uno de mis grupos preferidos, Symphony X, y acompañado por nada más y nada menos que dos excelentes teloneros, Pagan's Mind y DGM. A pesar de que pueda parecer triste ir solo a un concierto, para un heavy (como yo) no lo es, porque vas a lo que vas, a escuchar y deleitarte con buena música y a fliparte como si estuvieras solo en tu habitación...

Nada más entrar en la sala Penelope, me di cuenta de lo que cambia entrar en un concierto lleno de heavies a entrar en un bar/garito con otras "clases sociales" o incluso heavies, me explico, cuando un heavy va a un concierto se viste con sus "mejores" galas de concierto, es un evento importante, no es lo mismo que ir al garito de todos los viernes. Todo esto viene a que en la sala se notaba un olor particular... olor a champú, increible, pero cierto... ¡Bendita ley antitabaco!

Una vez ubicado en un buen sitio, solo cabía esperar a que empezara el show, y DGM fueron los encargados de hacerlo. Solo había escuchado su último disco, pero sabía que el setlist iba a estar centrado en él. Que decir, a pesar de que pocos éramos los que conocíamos a estos italianos, hicieron un concierto sublime (para mi, los vencedores de la noche). "No looking Back", "Enhancement" y la brutal "Hereafter" con la que cerraron sus 30 minutos de concierto, sonaron especialmente bien.


Tras 10/15 minutos de espera, llego el turno de Pagan's Mind, de estos ya conocía más, ya que sus tres últimos discos son muy buenos. Tras el cuarto tema de los Noruegos, "God's Equation", empezaba a estar cansado y eso provocaba un ligero aburrimiento... ¿Acaso estaría perdiendo facultades metaleras? ¿Estaré mayor para estos eventos? Todo es posible, pero lo cierto es que Pagan's Mind empezaban a aburrirme, necesitaba algo que me motivara... Mis pensamientos fueron escuchados y una chica que estaba a mi lado decidió quitarse la camiseta y quedarse en sujetador... Sin duda este acontecimiento mejoró el concierto de Pagan's Mind, no me preguntéis porque, pero lo hizo.


Eran poco más de las 21:30 cuando empezaron a sonar los primeros acordes de "Iconoclast" el tema que da título al último trabajo de Symphony X, la gente empezaba a aplaudir, a gritar, a saltar, pero la sala enloqueció cuando salió Sir Russell Allen micro en mano... Que manera más sobrada de cantar, si Dios existe ¿Por que no puede estar cantando desde hace años en Symphony X? "Bastards of the Machine" y "Electric Messiah" sonaron jodidamente bien. Llegó el momento de bajar el nivel de tralla y Allen presentó el tema (creo yo) más esperado de la noche, la melódica "When All Is Lost", lástima que el sonido no acompañara, sino hubiera sido sencillamente perfecto. Tras los más de nueve minutos de éxtasis siguieron con la presentación de su último disco (que fueron 8 seguidas) lo que provocó un ligero bajón. Tras estos 8 primeros temas, Allen anunció que la presentación del disco estaba hecha y que si queríamos escuchar temas más antiguos, el público lo agradeció y "Inferno (Unleash the Fire)" y "Of Sins And Shadows" hicieron vibrar a la gente más que ningún otro tema. Tras el descanso volvieron con tres temas de su anterior disco "Paradise Lost" que cerraron un concierto notable de estos americanos.


Despues de 3 horas de buena música, decidí premiar a DGM por su actuación, comprándome su último disco "Frame", anonadado me quedé cuando el batería del grupo empezó a besarme la mano en agradecimiento (menos mal que había una barra entre nosotros). Una vez firmado el disco por la banda y tras la foto con Michale Lepond di por terminada esta noche de Metal Progresivo.
votar

2 comentarios:

Álvaro Rojas dijo...

¡Tengo un mono de pegarme un concierto así!

Isaac "The Mime" dijo...

Yo también lo tenía. Jajaja!