viernes, 26 de agosto de 2011

Vergüenza de ser madridista.

Ha pasado ya una semanita desde el partido de vuelta de la Supercopa de España, una Supercopa que podría ser recordada como una de las más interesantes de su (todo sea dicho) corta historia, por enfrentar a, posiblemente, los dos mejores equipos de fútbol del momento. Algo que quedó demostrado tanto en el partido de ida como en el de vuelta, donde cualquiera de los dos equipos mereció ganar. Por desgracia, muchos no la recordaremos solo por eso, sino por el espectáculo que dio el entrenador del Real Madrid, José Mourinho y el propio equipo al final del partido.

Lo de Mourinho no tiene nombre, desde siempre ha sido un personaje que me ha caído mal, y aunque lo haya fichado "mi" equipo, el sentimiento no cambia. Me avergüenza el 90% de las veces que abre la boca y encima sus acciones en el campo son lamentables, y prueba de ello fue el gesto que hizo el otro día en el Camp Nou, el ya famoso dedazo. Y para colmo, sus disculpas "solo ante el madridismo" han sido patéticas. Lo que tiene de buen entrenador, lo tiene de payaso.

Por otra parte, a falta de unos pocos minutos para finalizar el partido Marcelo hizo una entrada criminal a Cesc, lo que provocó la típica tangana a las que los últimos Madrid - Barça nos tienen tan acostumbrados (por desgracia), lo que calentó aún más el ambiente, pero lo más indignante, fue que en la entrega del trofeo al vencedor, el equipo "señor" ni siquiera se esperó a que el Barça alzara la Supercopa de España, algo que no estaba obligado a hacer, pero que un buen y humilde rival hubiera hecho.

Todos estos feos gestos, provocan que algunos nos avergoncemos de "nuestro" equipo, esa no es la imagen que queremos para el Real Madrid.
votar

8 comentarios:

Anónimo dijo...

Una víctima más de los medios afines al pensamiento único (y blaugrana).

Álvaro Rojas dijo...

Lo de Pepe y Marcelo es de psicoanalista y lo de MOU, para mandarlo en barquita a Portugal. Espero que esta temporada el Real Madrid rectifique, porque para mí y para muchos, será siempre el mejor equipo de fútbol de la historia.

Merluzo dijo...

Te falta por poner lo de "¿pito? ¿quién es pito? no conozco a ningún pito...."

PD: El otro día vi un tweet que decía: "Si consigues llegar al nivel 10 del Street Fighter, desbloqueas a Pepe y a Marcelo"

Isaac "The Mime" dijo...

@ Anónimo: Gracias por pasarte por aquí, aunque no entiendo muy bien tu comentario xD

@ Álvaro: El Madrid lo tiene muy complicado, porque el Barça está tremendo, pero si alguien puede ese es Mou, aunqe sea un payaso, es un entrenador de la leche.

@ Merluzo: Sí eso fue para colgarlo, vaya educación, pero ya son tantas...

Saludos!

Álvaro Rojas dijo...

Esta noche, en el partido contra el Oporto, Pep mandó a callar a la afición culé por sus canticos antimadridistas...Sigo diciendo que es de lo más oportunista este Pep, porque ni éste es tan bueno ni Mou es tan malo.

Isaac "The Mime" dijo...

Hombre, se puede interpretar como oportunista, pero desde luego que Pep es bastante más educado que Mou, aunque tienes razón en que ni uno es tan malo, ni el otro tan bueno, que el Barça también ha tenido sus momentos de "juego sucio".

Un abrazo!

Alberto dijo...

No soy objetivo porque soy culé, pero opino:

Lo peor no son sus declaraciones ni provocaciones, es que la gente le siga y apoye sin ninguna autocrítica. Creo que es esa patada de Marcelo tan antideportiva y que tanto se asemeja a la de Sergio Ramos el año pasado en el Camp Nou es el símbolo del cambio de imagen del Madrid con su entrenador

Por supuesto que el Barça tiene cosas que esconder, pero hace dos años ganaron 2-6 en el Bernabeu y estas polémicas no existían. Ha venido un tío que ha puesto en jaque al fútbol español y maneja como marionetas a periodistas y aficionados. Sabe tapar sus derrotas contra Guardiola con temas extradeportivos... y todos caemos.

Saludos :-)

Isaac "The Mime" dijo...

Mucha razón Alberto, aunque no creo que lo de la patada de Marcelo sea cosa de Mou, eso creo que fue más cosa del propio jugador, que se le fue la pinza por la impotencia.

Un saludo!