lunes, 28 de febrero de 2011

Linea N1: Miedo a la muerte.

3:00 AM. Plaza de Cibeles. Después de la primera parte del "StarDay" (visionado de los episodios IV, V y VI de Star Wars seguidos) en casa de una amiga, la ilusionadora de mi novia y yo nos disponíamos a coger el autobús nocturno N1, dirección a casa.

Una suerte, pues mientras llegábamos a la parada vino el autobús. Y Más suerte todavía, ya que no había casi gente y pudimos sentarnos, incluso pudimos elegir asiento. Una vez sentado, la sensación de cansancio acumulado se apoderó de mí, durante los 25-30 minutos que duraría el trayecto de regreso a casa, tendría que mantener una dura batalla para mantenerme despierto. Ya nos vamos...

No te subas, no te subas...
¡Miedo! Esa es la emoción que mejor definía lo que sentía. El conductor aceleraba y aceleraba por calles no muy amplias con coches parados, adelantando a toda velocidad a todos, incluso a la policía. Mi novia y yo nos miramos, mostramos una risa nerviosa y empezamos a comentar todas las infracciones que estaba cometiendo el conductor, mientras en mi cabeza no hacía más que repetirme "no quiero morir, no quiero morir". Semáforos en rojo, desconocimiento de la utilización correcta del freno, velocidad excesiva (me atrevería a decir que llegó a alcanzar los 90km/h en tramos de un solo carril)... Los primeros pasajeros que bajaron se levantaban con anterioridad a su parada, mala idea, por que mantenerse en pie era tarea difícil, cosa que aprendieron los demás que se levantaron cuando su parada estaba a pocos metros.

Por fin llegamos a casa, miré el reloj, y comprobé que lo que había parecido una eternidad, tan solo habían sido 15 minutos, 15 sufridos minutos. Ya temía a los autobuses cuando me los cruzaba con el coche, pero ni la mitad del temor que se sufre subido en uno.
votar

13 comentarios:

Atriz dijo...

toda una experiencia, casi como un viaje a otra galaxia no?

Isaac "The Mime" dijo...

Pues sí! La verdad es una experiencia... que no tengo ganas de repetir, aunque tenga ganas de llegar a casa pronto.

Un saludo y gracias por pasarte por aquí!

Cris dijo...

El StarDay sesión 2 a las 4 de la tarde

Álvaro Rojas dijo...

¡Coño! Pensaba que era un relato o algo así y por lo que veo pasó de verdad. ¡Eso es denunciable tío! ¿Cómo coño obtuvo la licencia ese tío? Locos hay en tos laos...

Pd.- Me alegro de que estés vivo xD

Álvaro R.

Isaac "The Mime" dijo...

Cris, apoyo tu propuesta, como muy tarde a las 17:30, que luego pasa lo que pasa.

Gracias por comentar ;)

Álvaro, no es un relato, aunque bien podía haberlo sido. Por desgracia el mundo está lleno de subnormales al volante.

Un abrazo a los 2.

Álvaro Rojas dijo...

Creo recordar que te pasó algo parecido con un Taxi ¿no? Tú y los transportes públicos...jajajajaja.

¡Un abrazo!

Full Norbert dijo...

Lo acabo de leer. A mí me paso algo parecido en Londres. Cogimos el bus que nos llevaba el aeropuerto a la ciudad. El tío empezó a ir a toda hostia, adelantando a todo Clifford por ciudad. Estaba acojonado. El fulano cumplió el horario a rajatabla, inglés tenía que ser, jaja.

PD:Debe ser cosa de que hace tiempo que no me pasaba por aquí, pero lo que me ha costado encontrar lo de publicar un comentario ahí tan canijo, jaja.

Isaac "The Mime" dijo...

Jajaja! No Álvaro, lo del Taxi es que son un peligro y les tengo miedo estando fuera, aunque desde dentro seguro que tampoco me gusta.

Hey Full! Yo en Londrés me asusté básicamente cuando vi que el autobús cogía la rotonda al revés, jajaja!

Un abrazo!

Merluzo dijo...

A mi me pasó igual pero con un taxista y en estambul, el tio conducía comiendo un kebab, hablando con el movil, gritando a los demás coches (en turco, que acojona..) y fumando, y a toda hostia claro!!!
Cuando me bajé di gracias a Alá por seguir vivo!

Un saludo

Isaac "The Mime" dijo...

Hola Merluzo!

Jajaja! Lo que cuentas da más miedo aún! Veo que todos tenemos historias de terror con los taxistas y autobuseros.

Gracias por comentar!

Álvaro Rojas dijo...

Comiendo un Kebab jajajajajajajaja

Anónimo dijo...

Los conductores de los buhos siempre han estado locos pero hay un subconjunto peor: los conductores de buhos de color verde, los que van a las afueras. Con esos no viajas atrás en el tiempo de milagro porque se acercan a la velocidad de la luz. Siempre recordaré a uno, una noche que volvía de Tres Cantos, que iba con gafas de sol puestas a las 3 de la mañana y el bakalao a todo trapo a dos mil por hora.

Ahora que bajarán a 110, ellos subirán a 220.


El amigo guapo de Miguel.

Isaac "The Mime" dijo...

Jajaja! Pues espero no tener que subirme en uno de esos... seguro que el tío era Valenciano.

¿El amigo guapo de Miguel? Mmm, si ese soy yo... no serás ¿El amigo "mágico" de Miguel?

Un placer tenerte por aquí!