domingo, 21 de marzo de 2010

Star Wars In Concert.

¡Sencillamente genial! No encuentro otra manera de describir lo ocurrido el pasado sabado 20 de Marzo, en el Palacio de Deportes de Madrid. Sabía más o menos lo que me esperaba, pero no es lo mismo imaginártelo, que estar sentado, viéndolo junto con casi 8.000 personas más. Una de las mejores bandas sonoras de la historia del cine, creada por el maestro John Williams, interpretada excelentemente por The Royal Philarmonic Concert Orchestra y acompañada por una pantalla gigante donde se proyectaban imágenes de las películas de esta gran saga, que han sido editadas para la ocasión. Como narrador, un sobresaliente Anthony Daniels, el actor que encarnó en las seis películas al androide de C-3PO, y que hizo que la noche fuese, aún, más amena, y es que con disfraz o no, era la viva imagen del dorado androide (memorable la presentación del tema "Asteroid Field", interpretando a C-3PO con su frase "la probabilidad de sobrevivir al paso por el campo de asteroides es, aproximadamente, de una entre 3721").

El Palacio de los Deportes estalló con el tema de inicio "Star Wars (Main Title)", pero también fueron fuertemente aplaudidos otros temas como "Duel Of The Fates" (el mejor de la última trilogía), "The Imperial March (Darth Vader's Theme)" o la magnífica "Throne Room/End titles" que se esperaba como la última de la noche y que tras finalizar, la orquesta, el director Dirk Brosse y Anthony Daniels fueron ovacionados de manera espectacular (jamás he aplaudido tanto, dulce dolor de brazos), tras varios minutos de aplausos, Brosse y Daniels se miran y este último dice "¿Otra?" y tras retirarse suena de nuevo "The Imperal March" enloqueciendo al personal. Termina y de nuevo ovación, pero esta vez con el público en pie.



Después del gran espectáculo, cita obligada por la exposición de trajes y accesorios, y por supuesto por el "paranadabarato" merchandising.

Noche espectacular, que tuvo como punto negativo, el descontrol de la organización, que no impidió que la gente abandonara su butaca para acaparar, de forma descarada, otra más "cara" (las entradas oscilaban de 20 a 90 euros dependiendo de la situación de las butacas).
votar

5 comentarios:

Álvaro Rojas dijo...

La palabra adecuada para esto sería...ENVIDIA. Y es verdad, envidia me da de no haber vivido eso. Debió de ser inolvidable, maravilloso.

Me alegro por ti quillo. Enhorabuena por el articulo.

Un abrazo amigo.

Álvaro R.

The Mime dijo...

La verdad es que sí, fue inolvidable. De todas maneras, sabiendo del afan recaudatorio de George Lucas, que no te extrañe, que en unos años se vuelva a hacer.

Un saludo.

Álvaro Rojas dijo...

Pues eso espero. Subo mucho a Madrid,de hecho, mañana cojo el tren a las ocho de la mañana para pasarme ocho días allí. Así que si una de esas veces que suba esto está presente, sin duda disfrutaré de ello.

Un abrazo tio.

Álvaro R.

KuKuz dijo...

Holaaa! veo que aún sigue en pie tu blog! eso es buena señal :)
saludos!

The Mime dijo...

Hola chiquilla! Que tal todo? Bueno, lo único que indica que esto siga en píe, es que estoy vivo y tengo tiempo libre :P.

Un saludo!